Tribu de Dan

Tribu de DanA Dan (“Dios juzga”) lo representaba en su bandera un águila. Representa a Cristo como Dios. Al evangelio de Juan (Juan presenta a Cristo como Dios), y a los ministerios Apostólico y Profético y a la iglesia del tiempo del fin. AGUILAS. 15-16 AÑOS, COLOR BURDEO.

 

Bendición de Jacob:

Gen 49:16  Dan juzgará a su pueblo,  Como una de las tribus de Israel.

Gen 49:17  Será Dan serpiente junto al camino,  Víbora junto a la senda,  Que muerde los talones del caballo,  Y  hace caer hacia atrás al jinete.

Gen 49:18  Tu salvación esperé, oh Jehová.

 

Muchos escritores dicen que Dan no aparece en el listado de tribus de Apocalipsis por haber sido idólatra, pero ese argumento se desvanece pues todas las tribus, aun Leví, fueron idólatras, también sacan conclusiones de que de esta tribu vendrá el anticristo cosa que es discutible, pues no se puede definir de un solo versículo, la mordida de la víbora es a un caballo y en apocalipsis aparece el anticristo en un caballo (Apoc. 6:2) al cual se le da una corona, pero no es Jesús, Jesús aparece en Apoc. 19:11  para traer juicio a las naciones, además el símbolo de la víbora se usó también para Jesús.

Juan 3:14  Y como Moisés levantó la serpiente en el desierto,así es necesario que el Hijo del Hombre sea levantado,

Joh 3:15  para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna.

 

Mi interpretación es también en el rango de las especulaciones, pero creo que si se le da asidero a la teoría del anticristo, bien puedo poner mi teoría, y es la siguiente: Dan era la tribu de la retaguardia, la que guardaba las espaldas de Israel, marchaban al último, símbolo del tiempo del fin.

Num 2:31  Todos los contados en el campamento de Dan, ciento cincuenta y siete mil seiscientos, irán los últimos tras sus banderas.

Cuando el profeta Elías creía que solo él quedaba que adoraba a Dios, Dios le dice que habian 7.000 que no habían doblado su rodilla delante de Baal.

 

1Reyes 19:18  Y yo haré que queden en Israel siete mil, cuyas rodillas no se doblaron ante Baal, y cuyas bocas no lo besaron.

 

Para el tiempo del fin siempre hay una reserva, un pueblo no mencionado y secreto que aparecerá para juzgar la tierra.

Si la bendición dice que Dan juzgará a su pueblo, no habla del exterminio, sino que tendrá papel de Juez, la Palabra dice que la Iglesia juzgará al mundo y por ende a Israel, por lo tanto creo que la Iglesia fue insertada en Israel y ocupa el lugar de Dan para ser Dan.

Salmo 74:2 Acuerdate de tu congregación, la que adquiriste desde tiempos antiguos, la redimiste para hacerla tribu de tu herencia; este monte Sión, donde has habitado.

Rom 11:2  No ha desechado Dios a su pueblo, al cual desde antes conoció. ¿O no sabéis qué dice de Elías la Escritura, cómo invoca a Dios contra Israel, diciendo:

Rom 11:3  Señor, a tus profetas han dado muerte, y tus altares han derribado; y sólo yo he quedado, y procuran matarme?

Rom 11:4  Pero ¿qué le dice la divina respuesta? Me he reservado siete mil hombres, que no han doblado la rodilla delante de Baal.

Rom 11:5  Así también aun en este tiempo ha quedado un remanente escogido por gracia.

Rom 11:6  Y si por gracia, ya no es por obras; de otra manera la gracia ya no es gracia. Y si por obras, ya no es gracia; de otra manera la obra ya no es obra.

Rom 11:7  ¿Qué pues? Lo que buscaba Israel, no lo ha alcanzado; pero los escogidos sí lo han alcanzado, y los demás fueron endurecidos;

Rom 11:11  Digo, pues: ¿Han tropezado los de Israel para que cayesen? En ninguna manera; pero por su transgresión vino la salvación a los gentiles, para provocarles a celos.

Rom 11:12  Y si su transgresión es la riqueza del mundo, y su defección la riqueza de los gentiles, ¿cuánto más su plena restauración?

Rom 11:13  Porque a vosotros hablo, gentiles. Por cuanto yo soy apóstol a los gentiles, honro mi ministerio,

Rom 11:14  por si en alguna manera pueda provocar a celos a los de mi sangre, y hacer salvos a algunos de ellos.

Rom 11:15  Porque si su exclusión es la reconciliación del mundo, ¿qué será su admisión, sino vida de entre los muertos?

Rom 11:16  Si las primicias son santas, también lo es la masa restante; y si la raíz es santa, también lo son las ramas.

Rom 11:17  Pues si algunas de las ramas fueron desgajadas, y tú, siendo olivo silvestre, has sido injertado en lugar de ellas, y has sido hecho participante de la raíz y de la rica savia del olivo,

Rom 11:18  no te jactes contra las ramas; y si te jactas, sabe que no sustentas tú a la raíz, sino la raíz a ti.

Rom 11:19  Pues las ramas, dirás, fueron desgajadas para que yo fuese injertado.

Rom 11:20  Bien; por su incredulidad fueron desgajadas, pero tú por la fe estás en pie. No te ensoberbezcas, sino teme.

Rom 11:21  Porque si Dios no perdonó a las ramas naturales, a ti tampoco te perdonará.

Rom 11:22  Mira, pues, la bondad y la severidad de Dios; la severidad ciertamente para con los que cayeron, pero la bondad para contigo, si permaneces en esa bondad; pues de otra manera tú también serás cortado.

Rom 11:23  Y aun ellos, si no permanecieren en incredulidad, serán injertados, pues poderoso es Dios para volverlos a injertar.

Rom 11:24  Porque si tú fuiste cortado del que por naturaleza es olivo silvestre, y contra naturaleza fuiste injertado en el buen olivo, ¿cuánto más éstos, que son las ramas naturales, serán injertados en su propio olivo?

 

La Iglesia se manifestará en el tiempo del fin, y al caballo del anticristo y lo hará caer, el último versículo de la bendición de Jacob habla de Salvación, de un pueblo que espera que la Salvación sea terminada en el juicio de Dios a las Naciones. La palabra Dan significa Dios Juzga, nosotros ejecutamos el juicio de Jehová.

1Co 6:2  ¿O no sabéis que los santos han de juzgar al mundo? Y si el mundo ha de ser juzgado por vosotros, ¿sois indignos de juzgar cosas muy pequeñas?

 


 

Estos símbolos se repiten en Apocalipsis 4, en el trono de Dios en cuyo centro estaba El Cordero:

Apocalipsis 4:1-11

1 Después de esto miré, y vi que había una puerta abierta en el cielo. La primera voz que oí era como de una trompeta que, hablando conmigo, dijo: «¡Sube acá y yo te mostraré las cosas que sucederán después de estas!».

2 Al instante, estando yo en el Espíritu, vi un trono establecido en el cielo, y en el trono, uno sentado.3 La apariencia del que estaba sentado era semejante a una piedra de jaspe y de cornalina, y alrededor del trono había un arco iris semejante en su apariencia a la esmeralda.4 Alrededor del trono había veinticuatro tronos, y en los tronos vi sentados a veinticuatro ancianos vestidos de ropas blancas, con coronas de oro en sus cabezas.5 Del trono salían relámpagos, truenos y voces. Delante del trono ardían siete lámparas de fuego, que son los siete espíritus de Dios.

6 También delante del trono había como un mar de vidrio semejante al cristal, y junto al trono y alrededor del trono había cuatro seres vivientes llenos de ojos por delante y por detrás.7 El primer ser viviente era semejante a un león; el segundo era semejante a un becerro; el tercero tenía rostro como de hombre; y el cuarto era semejante a un águila volando.8 Los cuatro seres vivientes tenían cada uno seis alas, y alrededor y por dentro estaban llenos de ojos, y día y noche, sin cesar, decían:

«¡Santo, santo, santo es el Señor

Dios Todopoderoso,

el que era, el que es y el que ha de venir!».

9 Cada vez que aquellos seres vivientes dan gloria y honra y acción de gracias al que está sentado en el trono, al que vive por los siglos de los siglos,10 los veinticuatro ancianos se postran delante del que está sentado en el trono y adoran al que vive por los siglos de los siglos, y echan sus coronas delante del trono, diciendo:

11 «Señor, digno eres

de recibir la gloria, la honra y el poder,

porque tú creaste todas las cosas,

y por tu voluntad existen y fueron creadas».

 

Apocalipsis 5:6

6 Miré, y vi que en medio del trono y de los cuatro seres vivientes y en medio de los ancianos estaba en pie un Cordero como inmolado, que tenía siete cuernos y siete ojos, los cuales son los siete espíritus de Dios enviados por toda la tierra.

 

Estos seres vivientes también están en Ezequiel 1:5-10,10:14. Pero aquí estos cuatro seres vivientes tienen cada uno incorporadas estas cuatro caras.

 

En simbología, el águila habla de la divinidad de Cristo, uno de los cuatro aspectos de su Cruz, que cobra mayor fuerza hoy porque entramos en un tiempo en que debe manifestarse con más fuerza la divinidad de Cristo en la iglesia, una iglesia volcada a su Señor, una iglesia pronta para volar a las alturas de Dios, una iglesia novia ataviada de hermoso plumaje para salir al encuentro de su amado, una iglesia que tiene su visión en Cristo traspasando los cielos. Es por ello que este símbolo cobra más fuerza hoy, en el orden en que fueron puestos o nombrados tanto en el A.T: como en el N.T. el águila va al último, como la visión para el último tiempo. El Águila en las tribus fue puesta al Norte, diciendo que nuestro Norte debe ser Cristo, desde donde vendrá la ciudad de Dios, la Nueva Jerusalén.

Salmos 48:1-2

1 Grande es Jehová y digno de ser en gran manera alabado

en la ciudad de nuestro Dios, en su monte santo.

2 ¡Hermosa provincia,

el gozo de toda la tierra

es el monte Sión, a los lados del norte!

¡La ciudad del gran Rey!

 

Hay que observar que la clave de su interpretación es en la palabra semejante; y cuando habla de que se parece a un hombre dice: como”.  Aquí sé esta haciendo una comparación.  Cuando se compara una cosa de otra se están comparando cualidades.  El león es el líder de los animales salvajes; el buey es el líder de los animales domésticos; el hombre es el líder de los seres racionales; el águila es el líder de todas las aves.

Dios ha tomado un ejemplo, la cualidad del león como líder de los animales salvajes: Fortaleza, dominio y arrojo.  La cualidad del becerro y el buey como líder de los animales domésticos: Es trabajo, humildad y fuerza.  La característica del hombre como líder de los seres humanos: Inteligencia y capacidad. Y el águila como líder de las aves: Fortaleza, visión y poder de remontarse a gran altura.  Cada uno de estos seres simboliza la magnificencia de la creación de Dios, y dan el carácter de Cristo como rey, siervo, hombre y Dios.  Los ángeles que están alrededor del trono de Dios dan ejemplo de la magnificencia de la creación de Dios.